Cerbatana – Sarbacane

 

Creíamos saber todo sobre el amor

Desde siempre,

Nuestros cuerpos de memoria y nuestros corazones en el calor

Del terciopelo.

Y ahi estás, mujercita,

Como soplada por una cerbatana.

Hasta el cielo tiene otro brillo

A causa de ti.

 

Los hombre persiguen ese tiempo

Que corre desde siempre.

Y ya ves que tú llegas,

Y que todo se aclara en mi recorrido,

Colgada de mi cuello como una liana,

Como la caña de una cerbatana.

El cielo se abrió en algunos lugares

A causa de ti.

 

No son necesarias frases ni largos discursos,

Cambia todo dentro, cambia todo alrededor.

Se terminaron las mañanas de los párpados fuera de servicio,

Pesados como las botellas de butano.

Ya casi perdí la cabeza

A causa de ti.

 

No son necesarias frases ni largos discursos,

Cambia todo dentro, cambia todo alrededor.

Ojalá nunca te alejes

Más lejos que un tiro de cerbatana.

Ya casi perdí la cabeza

A causa de ti.

 

Y ahi estás, mujercita,

Como soplada por una cerbatana.

El cielo se abrió en algunos lugares

A causa de ti.

Oh! A causa de ti…