La chica que me acompaña – La fille qui m’accompagne

 

Ella habla como el agua de las fuentes,

Como las mañanas sobre la montaña ;

Ella tiene los ojos casi tan claros

Como los muros blancos del fondo de España.

La noche azul de sus sueños me atrae,

Aunque ella conozca las palabras que desgarran,

He prometido jamás mentir

A la chica que me acompaña.

 

En el fondo de sus juegos de espejos,

Ella ha encarcelado mi imagen,

E incluso cuando estoy lejos por la tarde

Ella posa sus manos sobre mi rostro.

He quemado todos mis viejos recuerdos

Desde que ella tiene mi corazón en el punto de mira,

Y yo guardo mis nuevas imágenes

Para la chica con quien viajo.

 

Nos hemos jurado palabras de niños modelo,

Nos mantendremos siempre alejados de los torbellinos gigantes,

Ella jamás tomará mi corazón por un hotel,

Yo diré las palabras que ella espera.

 

Ella conoce las islas en las cuales yo pienso

Y la otra mitad de mis secretos ;

Yo sé que otra noche avanza

Cuando escucho sus collares resbalar ;

Un día, yo construiré un imperio

Con todos nuestros instantes de placer,

Para que nunca más nada me aleje

De la chica que me acompaña.

 

Nos hemos jurado palabras de niños modelo,

Nos mantendremos siempre alejados de los torbellinos gigantes,

Ella jamás tomará mi corazón por un hotel,

Ella dirá las palabras que yo espero.

 

Ella conoce las islas en las cuales pienso

Y la otra mitad de mis delirios ;

Ella sabe ya que entre ella y yo

Cuanto más espacio hay, menos yo respiro.