Pequeña María – Petite Marie

 

Pequeña María, hablo de ti

Porque con tu vocecita

Tus pequeños caprichos,

Has vertido en mi vida

Miles de rosas.

 

Pequeña furia, lucho por ti,

Para que dentro de mil años de esto

Nos encontremos refugiados,

Bajo un cielo tan lindo

Como miles de rosas.

 

Yo vengo del cielo

Y las estrellas entre ellas

No hablan más que de ti,

De un músico

Que toca con sus manos

Sobre un pedazo de madera,

De su amor

Más azul que el cielo alrededor.

 

Pequeña María, yo te espero aterido

Bajo una teja de tu techo.

El viento de la noche fría

Me devuelve la balada

Que había escrito para ti.

Pequeña furia, tu dices que la vida

Es un anillo en cada dedo

Bajo el sol de Florida.

Mis bolsillos están vacíos

Y mis ojos lloran de frío.

 

Yo vengo del cielo

Y las estrellas entre ellas

No hablan más que de ti,

De un músico

Que toca con sus manos

Sobre un pedazo de madera,

De su amor

Más azul que el cielo alrededor.

 

En la penumbra de tu calle,

Pequeña María, ¿me escuchas?

No espero más que a ti para partir…

 

Yo vengo del cielo

Y las estrellas entre ellas

No hablan más que de ti,

De un músico

Que toca con sus manos

Sobre un pedazo de madera,

De su amor

Más azul que el cielo alrededor.