Si la cruzas un día – Si tu la croises un jour

 

A ella no le gustaba mi piso ;

Tú que viajas, si la cruzas un día,

Regresa a decirme, regresa a decirme.

Dime si ella lleva aún

En sus cabellos sus esencias de amor,

Y todos mis sueños sobre sus labios.

Mas, prométeme,

No te acerques demasiado :

Si posas tus dedos

Sobre el bronce de su piel,

Deliras, deliras.

Sin desconfiar,

La he abrazado con fuerza ;

Aún hoy,

Tengo los ojos ardiendo, ardiendo.

 

Ella, tiene la edad de los viajes de largo curso,

De príncipes árabes y bodas de amor,

De esclavos libres, de historias a seguir…

Yo, volvía a menudo una noche sobre dos,

Y mis amigos eran personas curiosas,

Difíciles de seguir ; dile, vuelvo a aprender a vivir.

Mas, prométeme,

No te acerques demasiado :

Si posas tus dedos

Sobre el bronce de su piel,

Deliras, deliras.

Sin desconfiar,

La he abrazado con fuerza ;

Aùn hoy,

Tengo los ojos ardiendo, ardiendo.

 

A ella no le gustaba mi piso ;

Tú que viajas, si la cruzas un día,

Regresa a decirme, regresa a decirme.

Dile que por ella daría

Mi último suspiro y el siguiente…