Todo el mundo piensa en eso – Tout le monde y pense

 

Todo el mundo piensa en eso,

Los hombres, los ángeles, los buitres.

No hay más distancias,

Nadie que tenga los brazos demasiado cortos.

Todo el mundo espera,

Incluso detrás de los patios traseros.

Todo el mundo quiere su billete de vuelta

De amor, de amor, de amor, de amor.

 

Su brillo de suerte,

Aquel que os quema, os inunda,

Mas al cielo no le importa,

Puesto que no hay para todo el mundo.

Está lleno de gente en las urgencias,    

Bajo las luces del velador,

Que esperan su billete de vuelta

De amor, de amor, de amor, de amor…

 

Esos ángeles que danzan,

Sobre esos lugares empapados de alcohol,

En esos sótanos inmensos,

Los cabellos pegados a los hombros,

Se vuelan en silencio,

Y se dispersan por la mañana,

Buscando billetes de vuelta,

De amor, de amor, de amor, de amor.

 

Esas mujeres que avanzan,

Teniendo en sus brazos

Esos niños que lanzan

Piedras a los soldados :

Está perdido de antemano,

Los guijarros sobre los cascos pesados…

Todo eso por unos billetes de vuelta

De amor, de amor, de amor, de amor…

Los hombres, los ángeles, los buitres…

Nadie que tenga los brazos demasiado cortos…

Todo el mundo piensa en eso…