Una y otra vez – Encore et encore

 

Primero, vuestros cuerpos que se separan ;

Estás sola bajo la luz de los faros ;

Escuchas, cada vez que respiras,

Como un pedazo de tela que se rasga.

Y eso continúa una y otra vez,

No es más que el comienzo, de acuerdo, de acuerdo…

 

El instante que sigue el viento se desencadena ;

Las horas se alargan como las semanas ;

Te encuentras sola, sentada en el suelo,

Sobresaltándote con cada ruido de portezuela.

Y eso continúa una y otra vez,

No es más que el comienzo, de acuerdo, de acuerdo…

 

Algo acaba de caer

Sobre las planchas de tu piso ;

Es siempre la misma película que pasa,

Estás sola en el fondo del espacio.

No tienes a nadie delante…

 

La misma noche que la noche anterior ;

Los mismos lugares dos veces más grandes ;

Tú avanzas como por unos corredores,

Tú te las arreglas para evitar los espejos.

Pero eso continúa una y otra vez,

No es más que el comienzo, de acuerdo, de acuerdo…

 

Algo acaba de caer

Sobre las planchas de tu piso ;

Es siempre la misma película que pasa,

Estás sola en el fondo del espacio.

No tienes a nadie delante… a nadie

 

Tendrías que lograr hablar con el pasado,

Tendrías que lograr no pensar más en eso,

Tendrías que olvidar a lo largo de todo el día.

 

Dite a ti misma que él está del otro lado del polo,

Dite sobre todo que no volverá.

Y eso hace reír a los pájaros que vuelan,

Los pájaros que vuelan.

 

Tú cuentas las ocasiones que te quedan,

Un poco de su perfume sobre tu chaqueta ;

Has debido confundir las luces

De una estrella y un farol ;

Pero eso continúa una y otra vez

No es más que el comienzo, de acuerdo, de acuerdo…

 

Hay parejas que se deshacen

Sobre las planchas de tu techo ;

Es siempre la misma película que pasa,

Estás sola en el fondo del espacio.

No tienes a nadie delante… a nadie.